¿Cómo saber si ha fallecido una persona en España?

ÍNDICE

Es cada día más común recurrir a internet para buscar a antiguos amigos o familiares, gente con la que has perdido el contacto y quieres volver a saber de ellos, ya sea por un interés personal como cobrar una herencia o un seguro de vida, o por simple curiosidad.
Esperar que con insertar el nombre de esa persona en Google o en una red social nos salga qué es de ella o ha sido a lo largo de los años, pero ¿qué pasa si esa persona no se encuentra en la red? ¿cómo podemos saber si ha fallecido?

Y es que en una era tan tecnológica, estas preguntas siguen sin tener una fácil respuesta, no existe una base de datos global de fallecimientos accesible para todo el mundo.

En las siguientes líneas intentaremos dar respuesta a esta pregunta, te contamos las vías más comunes para saber si una persona ha fallecido en España.

Formas de saber si alguien ha fallecido en España

Registro Civil

La vía oficial y método más fiable para saber si una persona ha fallecido o no es acudir al Registro Civil, que es el organismo que se encarga de registrar los acontecimientos vitales que suceden en España, como fallecimientos, nacimientos o matrimonios.

Lo que hay que pedir en este registro es el certificado de defunción, que es un documento obligatorio en cada fallecimiento, aunque tampoco es una opción perfecta, porque para pedir este certificado necesitas saber el nombre completo del fallecido, así como el lugar y la fecha de la muerte, lo solicites por la web o presencialmente. Además si quieres pedir este certificado en persona, tendrás que acudir al Registro Civil donde viva o viviera esa persona.

En caso de no disponer de los datos del fallecimiento. Puedes solicitarle al Registro Civil el certificado de nacimiento de esa persona, ya que en ese documento, además de los datos de nacimiento, en los márgenes vienen recogidos la fecha y el lugar del fallecimiento. Igualmente, se puede solicitar a través de la sede electrónica del Ministerio de Justicia o presencialmente, aunque también hay unos requisitos para solicitarlo pero menos

Si no consigues saberlo mediante esa vía más oficial porque no tienes todos los datos, existen otras formas de, por lo menos, intentarlo.

Huella digital

Se trata de la vía más usada, buscar el registro digital que tenga esa persona, buscar en Google o en redes sociales (Facebook o Instagram) con su nombre y esperar que salgan todos los detalles de su vida.

Calcula ahora el precio de tu Seguro de Decesos

Pez naranja comparador seguro decesos

Familiares o conocidos

Intentar contactar con alguien que estuviera relacionado con esa persona es la manera más rápida y segura de saber si le ha pasado algo. Ya sea por redes sociales, teléfono o, incluso, en persona, siempre va haber alguien cercano que sepa algo y te pueda decir todo, puede que incluya una labor algo detectivesca, pero lo habitual es que si conoces su entorno, con una búsqueda rápida en redes sociales, de con alguien que sepa su paradero.

Detective privado

Si has apurado todas las vías posibles, todavía no tienes respuesta y se antoja complicado que la encuentres, existe esta forma de encontrar a alguien. Es algo más rocambolesco y caro, pero si tienes un interés especial, puede que sea tu única alternativa.

Necrológicas

Si sabes o crees que ha fallecido recientemente, puedes usar este método, ya más en desuso, y consultar las necrológicas en los periódicos. Este sistema también se ha modernizado y ya puedes consultar si una persona ha fallecido a través de páginas webs con solo introducir el nombre y apellidos de la persona que buscas, como por ejemplo rememori.com o memora.es.

Funerarias

Si sabes de qué zona es la persona en cuestión, también puedes visitar los cementerios y funerarias de la zona, ir preguntando a cada compañía o visitando los nichos y esperar que alguien te lo pueda decir. No es la forma más cómoda, porque además cada empresa tendrá solo los datos de sus clientes o, incluso, puede que no te lo digan, por la protección de datos, así que no es una vía muy segura.

Como has podido ver saber si alguien ha fallecido en España puede convertirse en una tarea ardua y larga y que puede no llegar a buen puerto. Si de primeras no lo encontramos, y al no haber una clara alternativa estatal, se volverá cada vez más y más complicado saber qué es o qué fue de esa persona.